Manifiesto 14 de Abril de 2018

De nuevo, otro 14 de abril. No es uno más, porque cada día se hace más evidente y necesario un cambio sustancial en nuestra sociedad, la apertura de un nuevo Proceso Constituyente que ponga fin al corrupto régimen del 78 heredero directo del franquismo. Este que sigue no es un diagnóstico vano o pueril:

Sin esa herencia y su continuación no serían explicables los archiconocidos casos que día a día no pueden ocultar ni siquiera los medios más adictos y serviles. Casos que nos escandalizan, tanto como nos afectan e indignan: Noos, directamente ligado a la casa real; casos Púnica, Gürtel, Lezo, Taula… ligados al PP, así como su “presunta” financiación irregular. Todo ello rodeado de unas “misteriosas” muertes que afectaban a la investigación. Caso de los ERE de Andalucía, casos del 3% y los Pujol en Cataluña, la perniciosa situación de la Justicia, los recortes de libertades que han propiciado la protesta de miles de jueces y fiscales, el escándalo de la Universidad Rey Juan Carlos con Cristina Cifuentes, supuesta “renovadora” del Partido Popular, además de otros tantos fraudulentos títulos y currículos de representantes políticos. Sin olvidar el chollo de las Puertas Giratorias, de las Amnistías Fiscales, del Rescate de la banca, autopistas,  el escándalo Castor y tantos otros que son auténticos robos del dinero público  . Qué decir del Ejército, institución que debería estar al servicio del pueblo pero que es históricamente inoperante para la defensa exterior y demasiado operativa para amedrentar y reprimir al propio pueblo que lo sustenta…

Y la Monarquía, la máxima institución del Estado, situada por encima del bien y del mal pero acumuladora de bienes a costa de los males que causa a sus pretendidos “súbditos”  en todo el Estado. Heredera del dictador Franco, nunca votada o elegida por el pueblo, con dos reyes y dos reinas en la actualidad manteniendo sus anacrónicos privilegios que les han permitido por diversas vías (grandes mordidas, céntimo por barril de petróleo, negocios armamentísticos, amistades muy peligrosas…) acumular varios miles de millones de euros escondidos en paraísos fiscales. Una institución al servicio de las políticas más retrógradas y paralizantes como se ha vuelto a demostrar en el problema catalán, que utiliza la Constitución como arma contra su propio pueblo mientras trasgrede todo tipo de leyes, incapaz e inoperante para resolver los problemas que sufre la ciudadanía. Que siguen  siendo muchos y acuciantes.

El Desempleo y la Precariedad Laboral. Al contrario de lo que presume el gobierno de M. Rajoy, la Tasa de paro en España es la que menos desciende de toda la Comunidad Europea, situándose en este momento alrededor del 17%, justo el doble de la media europea y sólo por delante de la esquilmada Grecia. Siendo, además, ese raquítico descenso directamente proporcional a la Precariedad Laboral, pues todos conocemos y padecemos las cuasi-esclavistas condiciones de los nuevos empleos “gracias” a la Reforma Laboral de 2012 y a sus leyes derivadas, esas que permiten contratos de trabajo por horas y a la carta, que empobrecen y marginan a las “afortunadas” gentes que consiguen un  empleo, que no permite, en muchos de los casos, ni siquiera la mínima subsistencia y que no proporcionan ninguna estabilidad personal ni familiar; sólo se refleja en los llamados datos macroeconómicos que sirven para dar autobombo al gobierno, además de superbeneficios a los empresarios, pasando por encima de las cabezas de la clase trabajadora.

Un Desempleo y Precariedad Laboral que incide directamente en la cuestión de las Pensiones de Jubilación al estar ligadas a los impuestos de los trabajadores que, al descender en cantidad y calidad, no son capaces de generar el importe necesario. Si a eso le añadimos el robo con alevosía de la Hucha de las Pensiones para tapar los agujeros del gobierno de turno con la clara segunda intencionalidad de “demostrar” la incapacidad del Sistema Público de Pensiones y, por ende, privatizar este servicio para dárselo a sus amigos, tenemos el cuadro completo de lo que realmente importa a la oligarquía y sus representantes en el poder: echar abajo todo lo social para beneficio de unos cuantos bien situados sin importarles en absoluto el bienestar de la ciudadanía que (mal) gobiernan. Los propios socios europeos sitúan a España a la cabeza de la desigualdad por renta de toda la Unión.

De la misma forma, uno de los sectores más afectados por la forma en que se está gestionando el mundo del trabajo es el de la Mujer. Por un lado, el porcentaje de mujeres en paro supera en un 3% al de los hombres y, por otro, la brecha salarial se ha acentuado en vez de reducirse en los últimos años. Sigue sin reconocerse el trabajo doméstico y de cuidados como un bien social, siguen sin aplicarse (y dotar de medios suficientes) políticas activas contra la violencia de género, por una educación pública, laica y feminista, no machista y paternalista. Sigue habiendo techos que impiden arbitrariamente que las mujeres accedan a puestos de responsabilidad en todas las esferas sociales.

Similar a los problemas que acarrea la Juventud, otro de los sectores más afectados. Un gran porcentaje de jóvenes, de uno y otro sexo, están en paro o han tenido que emigrar sin perspectivas de poder regresar con un empleo mínimamente digno. La reconocida Juventud mejor preparada de la historia de España sufre la paradoja de ser la que peor lo tiene para desarrollar sus capacidades, y un futuro que se vaticina con un nivel de vida y satisfacciones inferior a la de sus padres. Parece chiste, pero se ha hecho viral el reconocimiento de que lo que hace singular a la España actual es que haya tanta gente joven con carrera universitaria sirviendo cervezas (con suerte) y gente sin preparación dirigiendo el país.

Claro, para mantener este estado de cosas, para evitar las protestas y las reivindicaciones, la clase política y económica dominante recurre a la represión porque no tienen ninguna intención de mejorar las cosas para la ciudadanía, sino de mantenerse a toda costa en el poder como dueños de un coto privado de caza donde el pueblo está asignado y limitado a cobrarles las piezas más apetecibles. Sin importarles los destrozos ocasionados ni en las personas ni en la tierra que los acoge. De ahí deriva la ley mordaza, la manipulación de la Justicia, la actuación policial arbitraria, las multas y condenas a los que critican mínimamente esta situación, mientras los auténticos delincuentes se van de rositas o tienen penas mínimas y nunca devuelven lo robado. No digamos de los que alardean de patriotismo cuando blanden banderas de odio al que piensa diferente, en defensa del status quo, aunque en muchos de los casos infrinjan gravemente la ley con posturas claramente fascistas, agresivas y violentas. Un  régimen que ha sido condenado recientemente por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Por todo lo anterior y mucho más que daría para un manifiesto interminable, necesitamos urgentemente darle vuelta a la tortilla, regenerar esta sociedad, acabar con los escándalos y la corrupción de la corona, de las instituciones y del sistema del que forman parte. Necesitamos la convocatoria de un Proceso Constituyente que dé paso a una nueva ciudadanía protagonista de sus acciones y su destino, que construya una República Social, Laica y Federalista.

Desde el Ateneo Republicano de Zaragoza, hacemos un llamamiento al pueblo para acabar con esta situación y desarrollar, entre todos un nuevo marco económico, político y social. Y a toda la izquierda del estado, a todas aquellas organizaciones que se reivindican republicanas, a dedicar sus esfuerzos en unificar planteamientos, resoluciones y luchas para conseguirlos.

¡¡¡POR LA TERCERA REPÚBLICA!!!

¡¡¡VIVAN LA LIBERTAD, LA IGUALDAD Y LA FRATERNIDAD!!!

¡¡¡VIVA LA REPÚBLICA!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *