Apoyo a la Coordinadora Feminista de Zaragoza en el 25.11.2018

MANIFIESTO
Hoy es 25 de noviembre, día internacional contra las violencias machistas.
Este año queremos denunciar uno de los ámbitos donde la violencia machista
nos daña sistemáticamente: LA VIOLENCIA INSTITUCIONAL.
Se han producido 87 femicidios en el país en lo que va de año, pero este es
el último eslabón de una larga cadena de violencias estructurales. Nuestra
cultura, nuestra economía, nuestras instituciones, se construyen desde el
androcentrismo; el hombre blanco, hetereosexual, burgués, joven, es la
referencia, y todas las personas que no correspondemos a ese sujeto
minoritario de poder sufrimos las violencias machistas de una manera u otra.
Esta estructura se llama patriarcado y esta es la violencia patriarcal, que
menoscaba los derechos de las mujeres y más aún los de mujeres migrantes
y gitanas, lesbianas, trans, ancianas, trabajadoras precarias, discapacitadas…
¡Si tocan a una nos tocan a todas!
Las conquistas obtenidas son parciales y están constantemente sometidas a
las tijeras del capitalismo. Las decisiones políticas, judiciales y el propio
funcionamiento del Estado nos agrede y maltrata. Los cuidados no
remunerados siguen recayendo sobre nosotras y estamos desprotegidas.
Todas las Juanas Rivas del mundo evidencian la nula perspectiva de género
en nuestras instituciones, y nos enseñan lo duro que es luchar contra estas
violencias institucionales: los jueces, el sesgo machista de la ley y el reparto
desigual de la riqueza. Todo el tejido social se sostiene en la injusticia del
patriarcado. Nosotras respondemos con la lucha feminista: ¡Hermana, yo sí te
creo!
Este año la violencia institucional ha dejado a cinco violadores reincidentes
continuar con sus vidas de hombres privilegiados sin preguntarse cómo las
mujeres a las que violaron podrán continuar con las suyas. Mujeres, niñas y
niños han sido asesinados por compañeros y padres previamente
denunciados por las víctimas; no se hicieron efectivas órdenes de alejamiento o
seguían teniendo derecho a ver a sus hijas.
No se garantiza la protección de las víctimas: la mala gestión de los puntos
de encuentro, la descoordinación entre administraciones, la falta de
acompañamiento y asesoramiento a las mujeres, la escasez de recursos para
combatir estas violencias.
Los protocolos diseñados para ayudar a jueces a tomar decisiones objetivas
apenas se utilizan: en 2017 solo se emitieron 175 informes conformes a este de
un total de 7.666 órdenes de protección solicitadas en cinco provincias. La
encuesta sobre feminismo en España presentada en las últimas Jornadas
Feministas de Zaragoza revela que la mayoría social opina que es urgente
implantar la perspectiva de género en la Justicia, y que esta va muy por
detrás de la sociedad.
Denunciamos también que esta violencia institucional cotidiana tiene como
aliados a los medios de comunicación. Gran cantidad de abusos son
cotidianamente silenciados como noticias de sucesos morbosas, con titulares
ambiguos, culpabilizadores, que ocultan las verdaderas causas del terror
machista; las desigualdades que sustentan este sistema.
Pero NO tenemos miedo. ¡No nos vais a callar y no vamos a parar!
Seguiremos en las calles, tejiendo nuestra lucha feminista por un mundo
igualitario y justo, por un mundo limpio de abusos, opresiones,
machismos y racismo.
– Exigimos la implantación de medidas para paliar las consecuencias de
la violencia machista y prevenir los feminicidios. No vamos a permitir
que se nos siga culpabilizando ante una agresión; el único culpable es el
agresor y un sistema patriarcal cómplice que mira hacia otro lado.
– Reivindicamos una educación pública, laica, feminista y gratuita, que
visibilice a las mujeres y transforme la masculinidad, que aborde la
educación afectivo sexual y la diversidad sexual, fuera de las manos de
la iglesia católica y su moral. Necesitamos herramientas para construir
una sociedad igualitaria que abrace la diversidad. El colectivo Trans
sufre también de violencia institucional y están peleando día a día por
obtener unos derechos básicos legales. ¡No estáis soles!
– Exigimos a todas las instituciones de nuestra ciudad y a los cuerpos
de seguridad que ante una agresión se posicionen del lado de las
agredidas, que terminen con el silencio institucional que han sufrido
nuestras hermanas marroquíes en Huelva, invisiblizadas y cuestionadas
ante unas agresiones laborales y sexuales atroces.
– Exigimos la derogación de la Ley de Extranjería, el cierre de los CIEs,
acceso universal e igualitario a la Sanidad Pública y a todos los servicios
sociales con independencia de la situación legal de cada persona, con
atención especial a las mujeres migrantes víctimas de violencia
machista.
Compañeros hombres:¡os queremos de nuestro lado!. Si presenciais algún
machote que muestra signos de ser un agresor, señaladlo, denunciadlo, no
miréis para otro lado. Sabemos que no todos sois iguales y por ello os pedimos
complicidad y alianza.
Y repetimos: ¡NO VAMOS A PARAR! seguiremos condenando las acciones
u omisiones realizadas por el Estado y sus autoridades, seguiremos con
el grito en la garganta y seguiremos parando el tráfico y tomando las
calles.
¡FUERA MACHISMO DE LAS INSTITUCIONES!
¡SUS VIOLENCIAS, NUESTRA LUCHA!
¡SI TOCAN A UNA, NOS ORGANIZAMOS MILES!
¡TRANSFORMEMOS NUESTRA RABIA EN ORGANIZACIÓN Y LUCHA!
¡VIVA LA LUCHA FEMINISTA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *